Según estipula un informe, el planeta tendrá que enfrentar una bancarrota de agua.

El planeta se está enfrentando a una «bancarrota de agua», producto de factores como la urbanización y la actividad económica en las más importantes cuencas fluviales del mundo y además del aterrador calentamiento de los océanos, así lo estipula un informe.

Según estipula un informe, el planeta tendrá que enfrentar una bancarrota de agua.

Según estipula un informe, el planeta tendrá que enfrentar una bancarrota de agua.


Dicho documento, fue elaborado por  el Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la universidad de las Naciones Unidas (UNU) con sede en Hamilton (Canadá). Este imforme fue denominado «Science-Policy Bridges over Troubled Waters», y es el resultado del estudio de alrededor de 200 proyectos con relación al medio ambiente acuático.
Para el documento, se contó con la participación del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP) y Global Environmental Facility (GEF). En el informe se establece que para el año 2050 el planeta se enfrentará a una grave escasez de agua en por lo menos 7 de las 10 cuencas fluviales más importantes del mundo.
Las 10 cuencas a las que se hace referencia, son en la actualidad en habitad de una cuarta parte de la población mundial y producen el 10% del Producto Interno bruto.
Del mismo modo, el documento hace un llamado de alerta sobre los efectos del alza en la temperatura de los océanos.
«Los océanos son el almacén final de calor que dirige el clima, la meteorología, la fertilización de los océanos y el suministro mundial de agua dulce», señala el informe.
«Aunque el calentamiento medio de 0,6 grados Celsius de la superficie marina desde 1872 no parece muy grande, representa un enorme aumento en el almacenamiento de calor», agrega.
El científico Laurence Mee, uno de los dirigentes del informe, señaló que «la profundidad media de los océanos es 4 kilómetros. Se necesita una gran cantidad de energía para calentar tal cantidad de agua, que cubre dos tercios del planeta con una profundidad de 4 kilómetros».
«El aumento de la temperatura de sólo 1 grado supone añadir una cantidad inmensa de energía al agua. Y esa energía se transmite a través de las corrientes a otros lugares, por ejemplo los polos. Este año, el Ártico ha tenido la menor cantidad de hielo nunca registrada», dijo.
«Eso tiene profundas consecuencias para el clima y la producción de peces, por ejemplo. Realmente no tenemos idea cuáles serán los efectos de este calentamiento», finalizó Mee.
Ivan Zavadsky, coordinador de Aguas Internacionales de GEF, una entidad que ha destinado mil 300 millones de dólares durante los últimos 20 años para proyectos de promoción de desarrollo sostenible, así que explicó que «ninguna región del mundo vive en actualidad en armonía con sus recursos acuíferos».
Zavadsky a su vez resaltó que una de las enseñanzas del documento es que «la ciencia debe jugar un papel más central en determinar la naturaleza y prioridad de esas inversiones».
El documento estipula como ejemplo para determinar que la ciencia a desempeñado un papel fundamental en la promoción del desarrollo sostenible a la cuenca del río de La Plata donde la cooperación de GEF y de expertos locales «contribuyó a un diseño de proyectos más exhaustivo».
De igual forma, Zafar Adeel, director del Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas, dijo que «este estudio subraya que a menudo, las alertas previas sobre problemas emergentes pueden ser escuchadas y se les debe prestar atención».
La revelacion de este documento coincide con el comienzo en Bangkok de la conferencia internacional de GEF y que durante tres días se estudiará el rol de la ciencia en la solución de las dificultades mundiales del agua.
Fuente: EL INFORMADOR.
Elaborado por: Natalia Bernal.


Compartir