Expertos desarrollaron un artefacto pequeño que permite realizar ecografías a muy bajo precio.

Por lo general cuando las parejas de futuros padres llegan al consultorio médico para realizarse la ecografía muestran asombro, pero cuando escuchan los latidos del corazón del bebé, sencillamente sus ojos se inundan de lágrimas. Posterior a eso, lo que más nahelan es mostrar a otros las fotografías para poder compartir la emoción.

Expertos desarrollaron un artefacto pequeño que permite realizar ecografías a muy bajo precio.

Expertos desarrollaron un artefacto pequeño que permite realizar ecografías a muy bajo precio.


El ingeniero electrónico Jeff Neasham y su esposa fueron un paso más allá: es decir que después de sentir esa experiencia decidieron cambiar el mundo de las ecografías.
«Nos dimos cuenta de lo privilegiados que éramos en tener acceso a esta clase servicios. Entonces mi esposa me sugirió aplicar mis conocimientos científicos para tratar de hacer que este estudio sea más económico», señaló el ingeniero.
Nesham es experto en tecnología sónar bajo el agua y anteriormente había fabricado sistemas que permitían mapear las profundidades marinas para encontrar restos de barcos o rasgos geográficos específicos.
De la mano de  Dave Graham, investigador asociado de la Universidad de Newcastle, en el noreste de Inglaterra, se puso en marcha esa iniciativa como un reto y empleó las herramientas más baratas para generar una buena imagen.
Es de esta manera que pasados cinco años de estudios, lograron diseñar un artefacto pequeño de bajo precio el cual puede conectarse a cualquier computador u ordenador móvil, para poder observar al bebé desde la gestación.
El costo fue importante.
Los costos de producción oscilan entre los 60 dólares, una suma de dinero muy pequeña comparada con lo que vale una máquina de utltrasonido tradicional la cual está entre los 30.000 y los 160.000 dólares.
«El costo fue la clave», dice Neasham. «El objetivo era desarrollar una herramienta que pudiese producirse a un costo similar al de los dispositivos para hacer ecografías doppler manuales (utilizadas para monitorear el corazón del feto) que emplean la mayoría de las parteras».
El dispositivo diseñado por este grupo británico emplea técnicas de sónar (parecidas a las de un radar).
Las imágenes no poseen la misma calidad que las de ecógrafo de alta calidad, aunque la idea es irlas mejorando  con el tiempo.
Con esta herramienta se puede observar si el bebé está en una posición incorrecta, aunque por ahora no permite detectar el sexo.
Referente a la seguridad de usar este artefacto en casa, señala Neasham, que no hay ningún problema, ni hay por qué preocuparse.
Según explica esta maquina funcióna tal cual a la de los hospitales. De hecho, emplea menos energía de ultrasonido en el cuerpo de quien realiza la ecografía.
A pesar de que haga falta perfeccionar esta ayuda, su potencial para salvar vidas es bastante elevado.
Según Naciones Unidas, cerca de 250.000 mujeres mueren al año por complicaciones durante el embarazo o el nacimiento. Muchas pueden evitarlo gracias a esta tecnología.
Fuente: DIARIO ADN
Elaborado por: Natalia Bernal.


Compartir