Los alimentos ecológicos y su papel en el presente siglo.

A pesar de que no se tiene la concientización ecológica esperada en la sociedad, si es importante resaltar el aumento en los últimos años que este tema ha presentado en los diversos estratos de la población a nivel mundial.
No obstante, y aunque posee importancia en la vida cotidiana, el tema de la alimentación ecológica todavía muestra varias contradicciones, siendo una de las modificaciones más esperadas para este siglo.
Para poder escalar en torno a la concientización de alimentación ecológica, en primer lugar se debe tener en cuenta la trascendencia que tiene ingerir algunos alimentos diariamente. En otras palabras los seres humanos somos lo que comemos, aunque lo notemos de forma inmediata o después de asumir las consecuencias de nuestros malos hábitos.
La locura y rapidez de la vida moderna, nos lleva a enfrentar un consumismo extremo que muy pocas veces asume reflexión, lo que hace entre muchas más cosas que la alimentación cambie a una actividad automática. En este sentido, ingerimos diariamente alimentos sin cuestionarnos el efecto que estos pueden acarrear en nuestro organismo.

Los alimentos ecológicos y su papel en el presente siglo. Foto: Ed Yourdon

Los alimentos ecológicos y su papel en el presente siglo. Foto: Ed Yourdon


En el tema de la alimentación, como en muchos otros, es el momento de adquirir conciencia. Pues contamos con las herramientas para elegir lo que queremos consumir, incluso siguiendo de manera regular las actividades diarias.
Un cambio.
Como es bien sabido, hay productos alimenticios que se originan mediante la agricultura o la ganadería ecológica, sin la necesidad de adherirle fertilizantes  plaguicidas u hormonas de crecimiento, productos que están presentes en alimentos de tipo industrial, con los que se considera alteran las patologías y no favorece la salud de quienes los consumen.
Además de lo anterior los alimentos ecológicos también tienen en consideración la parte sostenible en todo el proceso de elaboración, y puede ser comercializado de manera local, evitando que se tenga que contaminar aun más el planeta y que se tenga que transportar por varios kilómetros.
Es decir, que este tipo de alimentos beneficia la salud y genera un desarrollo de pequeños emprendedores regionales, que mediante a estas producciones pueden ir creciendo y seguir con la actividad.
En conclusión, cuando vayas al supermercado o vayas a abastecerte de alimentos considera los productos ecológicos, que pueden favorecer tu salud y evita consumir todo lo que la sociedad consumista nos obliga a través de comerciales. Lo más importante es la salud propia y la de los seres queridos.
Fuente: ECOGESTOS
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir