Desarrollaron tela inteligente para alejar los ladrones.

Científicos de Alemania crearon una tela que denominaron inteligente ya que irradia una alarma inmediatamente se rompe. Esta herramienta puede ser un instrumento útil para la seguridad de bancos, museos o joyerías.
Investigadores alemanes crearon una tela con finos hilos conductores que adheridos a un mini controlador, detecta una vez es rota para así producir una alarma.

Desarrollaron tela inteligente para alejar los ladrones.

Desarrollaron tela inteligente para alejar los ladrones.


Según señalan sus creadores, esta tela es ideal para espantar ladrones.
“El sistema puede ser usado para proteger edificios, bóvedas de bancos y camiones contra los intrusos más astutos”, expresó mediante un comunicado el Instituto Fraunhofer de Berlín.
Camioneros en cualquier país del mundo son víctimas de robos de mercancía, especialmente cuando están estacionados por muchas horas o cuando hacen paradas para descansar.
“Si la lona con la que muchas veces se cubren estos camiones de carga estuviera hecha con esta tela inteligente, el conductor se alertaría de inmediato”, explicó el centro educativo.
La compañía Ettlingen, fue la encargada de plantear esta fantástica idea, pues esa empresa se encarga de elaborar textiles tecnológicos.
La firma, al  igual que la Universidad Técnica de Berlín, ayudaron al Instituto Fraunhofer en la creación de la tela.
Joyerías
Erik Simon, dirigente de la propuesta, ha manifestado una gama de posibles aplicaciones del artefacto, en especial en aquellos lugares con grandes espacios donde se requiere de seguridad avanzada.
“La tela podría ser usada para establecer un nuevo sistema de seguridad invisible y totalmente innovador en edificios”, señaló Simon.
Esta tela puede ser la mejor solución para museos, joyerías y bancos, a la hora de proteger el valioso capital que en estos lugares hay.
Además, está contemplado ser incorporada dentro de bloques de concreto, que están por ejemplo alrededor de las bóvedas de los bancos.
Otra alternativa es adherir la tela en los materiales con las que son cubiertas las superficies de los suelos. En este sentido, la alarma se activa si ingresan personas no autorizadas al lugar.
“La corriente eléctrica que fluye a través de la tela es tan débil que no representa ningún peligro para las personas o los animales”, expresó Simon.
A prueba
Según explica el Instituto Fraunhofer, las señales que emite la tela cuando es rota no sólo alarma sobre la presencia de ladrones sino que a su vez establece la zona precisa donde ha sido violentada.
La red directriz y el módulo de procesamiento de datos, que dispara la alarma en el lugar del monitoreo, están incluidos en un proceso que emplea técnicas de la industria de los semiconductores de temperaturas bajas, como la unión por presión adhesiva y la soldadura no destructiva.
“Este método nunca se ha utilizado antes en este tipo de aplicaciones”, anotó Simon, quien señala que ese proceso es “sencillo y fiable”.
Para determinar la resistencia y oportuno funcionamiento del artefacto, sometieron a prueba la tela en diferentes laboratorios.
Entre los test estaban: meterla a una lavadora a 40 grados centígrados, exponerla por 1.000 horas a una humedad de 85% y colocarla dentro de un horno a diversas temperaturas que iban de de -40 a +85 grados centígrados.
En estos casos la tela no dejó de funcionar ni una sola vez.
Uniformes inteligentes
Aunque esta no es la primera vez que se crean telas electrónicas.
Hace poco se reveló que los uniformes que utilizarán los soldados de Reino unido, son más livianos, inteligentes y con la capacidad de producir electricidad.
Los ‘e-textiles’ tienen la ventaja de tener una unidad de suministro de energía centralizada, lo que permitirá que los soldados no tengan que llevar consigo pesadas baterías y cales.
Con este tipo de uniformes los militares solo requieren de una batería, además que se reduce en número de cables.
Según la compañía fabricante en Reino Unido, se trata de un uniforme ligero elaborado con fibras textiles conductoras.
Fuente: MSN NOTICIAS.
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir