Investigación revela que en la terapia contra Hepatitis C nutrición es fundamental.

Una investigación llevada a cabo en Holanda señala que el apoyo nutricional mientras se está en tratamiento contra el virus de  la hepatitis C (VHC) sirve para contralar la pérdida de peso y mejora a su vez la calidad de vida.
El doctor Karel J. van Erpecum  explicó que «Ese refuerzo nutricional debería considerarse para todos los pacientes bajo tratamiento antiviral con interferón alfa pegilado y ribavirina».

Investigación revela que en la terapia contra la hepatitis C el apoyo nutricional es fundamental.

Investigación revela que en la terapia contra la hepatitis C el apoyo nutricional es fundamental.


El equipo de trabajo del doctor Erpecum, pertenecientes al Centro Médico de la Universidad de Utrecht, convocó a 53 pacientes para realizar pruebas clínicas aleatorias: 27 de ellos obtuvieron orientación nutricional, donde se les recomendaba comer pequeñas cantidades varias veces al día, además de tomar cada noche antes de dormir una bebida saborizada rica en calorías y proteína.
Los pacientes restantes del grupo de control obtuvieron las recomendaciones y los suplementos solo cuando el peso bajaba mínimo en un 5%, así lo explica el equipo de Journal of Hepatology.
Pasadas 24 semanas, los dos grupos habían adelgazado, aunque sólo 0,3 kg (un 0,3 por ciento) en el primer grupo y 5,4 kg (un 6,9 por ciento) en el grupo de control.
La fuerza de agarre de la mano, con base en la prueba del dinamómetro Jamar, también disminuyó en los dos grupos, aunque de manera mínima en el primer grupo (de 40,7 a 39,7 kg), mientras que en el grupo de control la reducción fue significativa (de 40,3 a 32 kg).
En los dos grupos, los síntomas digestivos aumentaron y la calidad de vida se deterioró, aunque ambos cambios fueron muy bajos en el primer grupo. También se evidenció una reducción considerable en el consumo de calorías, proteína y grasa en el grupo de control, mientras que ese consumo aumentó en el otro grupo.
No se evidenció una discrepancia importante en la respuesta virológica sostenida de los dos grupos, según los análisis por intención de tratar, aunque si se presentó menos alteraciones negativas en el grupo que se trató preventivamente.
El equipo concluye la investigación señalando que «La orientación nutricional preventiva más el uso de suplementos evita la pérdida de peso y el estado catabólico durante el tratamiento del VHC, con una reducción de los síntomas digestivos y un aumento de la calidad de vida».
Según señala Erpecum, todavía son desconocidos los beneficios potenciales del uso de los suplementos nutricionales durante la «triple terapia», que en realidad es lo que se recomienda para el genotipo 1 del VHC que tiene el suministro de los inhibidores de la proteasa boceprevir o telaprevir, junto con el interferón pegilado y la ribavirina.
«Esos inhibidores de la proteasa se ingieren con las comidas, lo que en teoría evitaría la pérdida de peso y el estado catabólico», añadió el autor.
Fuente: Medline Plus
Elaborado por: Natalia Bernal.


Compartir