Pautas para que los niños adquieran hábitos de estudio.

Para que los niños adquieran excelentes hábitos de estudio, es importante infundirle interés por el estudio y la educación, una buena medida es leyéndole un cuento antes de dormir y a su vez incrementar la curiosidad.
Es necesario tener claro que los niños no nacen con los hábitos de estudio estos se van formando a medida que van creciendo para lograr mayores éxitos en la etapa escolar. En este sentido los padres juegan un papel fundamental para enseñarles a adquirirlos.

Pautas para que los niños adquieran hábitos de estudio.

Pautas para que los niños adquieran hábitos de estudio.


Por lo general los chicos inician actividades escolares sin haber desarrollado las habilidades. En este sentido, es necesario que apliques las pautas que a continuación se exponen para ayudar con los hábitos de los pequeños.
Crear rutinas de lectura desde muy pequeños, ya que este es un instrumento fundamental para un buen desarrollo escolar.
Lee a los niños lo que más puedas, de ser posible todos los días, esto hace que ellos desarrollen amor por la lectura. Si tu lees frecuentemente el aprenderá de eso.
Enriquece la curiosidad de los chicos, para esto responde a todas sus preguntas, exponle diferentes experiencias que permitan estimular su aprendizaje.
Establecer rutinas con horarios claros. Acuerda la hora en la que deben hacer las tareas. Es importante que ellos participen en la estipulación del horario, después de escoger el horario no lo cambies tienes que ser constante, en dado caso que algundia no le envíen tarea emleen ese tiempo para leer o trabajar en proyectos, esto hará que vean el estudio como una constante.
Es fundamental que los chicos tengan zonas tranquilas de estudio, donde no los interrumpan.
Asegúrate que tu niño cuenta con los materiales que requiere para realizar sus actividades.
Ayúdale a diseñar un buen plan de trabajo.
Escríbele al niño, los deberes que tiene y para cuando son, de esta forma aprenderá a seguir una rutina, donde podrá disfrutar el tiempo restante para las actividades de su interés. Esto se puede hacer con un calendario escolar o con una agenda, elabóralo como más te agrade.
Siempre bríndale tu ayuda. Debes tratar de responder sus dudas, proporcionale información pero no le hagas todas sus tareas. Hablar acerca de los diferentes temas escolares es una buena pauta para que tu hijo interiorice aun más los conceptos.
Permite que ellos se responsabilicen de sus tareas. No lo obligues a estudiar, por ende es necesario que los chicos sean responsables de sus deberes y aprendizaje.
Establece cada vez más exigencias conforme van trascurriendo los años. Ponle consecuencias en el caso que no cumplan con sus deberes. No obstante, motívalos y recálcale la importancia de la responsabilidad.
Debes estar atento ante los sucesos de frustración. En el caso que esto ocurra permítele descansar para que se relaje. Posteriormente refuerza sus habilidades y su confianza.
No olvides alagarlo. Todos los seres humanos responden positivamente ante los estímulos.
Los chicos siempre requieren de palabras de amor y de aliento en especial la de sus seres queridos. «¡Muy buen trabajo!» o «Has hecho un esfuerzo muy valioso» son frases que reconfortan al niño y traen consigo excelentes resultados.
A medida que los niños tienen buenos hábitos de estudio, incrementan la autodisciplina, herramienta fundamental para tener éxito en la vida.
Fuente: Educando
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir