Bullying violencia latente en las escuelas.

El  “Bullying”, o violencia entre pares, surge de acciones o conductas en las que uno o más alumnos insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros compañeros de clase de forma repetitiva.
Estas situaciones pueden presentarse en el colegio, durante las horas de receso, durante cambios de clase, de salón, en los pasillos o baños. Y si es fuera de la escuela, puede ser en la entrada de la institución, camino a casa, en el trasporte escolar.

Bullying es un tipo de violencia latente en las escuelas.

Bullying es un tipo de violencia latente en las escuelas.


En el bullying se identifican tres actores: los agresores, las víctimas y los espectadores, los cuales pueden ser chicos o chicas.
Los agresores por lo general no se ponen en la situación del compañero, no sienten remordimiento, presentan poca tolerancia a la frustración, poco control, necesidad de ejercer dominio y poder frente a las víctimas y en la mayoría de las veces son populares entre sus amigos que provoca temor ante ellos.
Los agresores con frecuencia forman parte de peleas, discusiones y enfrentamientos, por lo regular no controlan sus impulsos y reacciones y por ende suelen ser agresivos.
Es importante que cuando se identifiquen este tipo de conductas se intervenga rápidamente, debido a que si el agresor avanza con violencia frente a sus pares  entenderá  que puede conseguir lo que desee a través de ese mecanismo, es decir que convierte esto como habito, reflejados en la adolescencia y en la vida adulta.
En cuanto a los espectadores se muestra indiferencia y pasividad cuando hay violencia. Les suele parecer normal este tipo de situaciones y se acostumbran a no reaccionar cuando suceden. Algunas veces sienten culpabilidad, pero no logran actuar por temor y en ese camino aprenden patrones de conducta representados en la dinámica dominio – sumisión.
Los niños que sufren de bullying padecen de baja autoestima por dichos maltratos.

Los niños que sufren de bullying padecen de baja autoestima por dichos maltratos.


Las víctimas por su parte son inseguras y tienen baja autoestima, no presentan adecuadas herramientas a la hora de afrontar este tipo de situaciones. En la mayoría de los casos son personas poco populares entre sus compañeros.
A raíz de de la violencia que padecen, pierden la confianza en sí mismos, y a su vez se evidencia en ellos problemas psicológicos como somatizaciones, ansiedad, tristeza o depresión.
Se identifican las victimas de bullying, cuando están mucho tiempo tristes o vulnerables, por lo general faltan a clase, tienen poca relación con sus compañeros, pueden aparecer con golpes o rasguños, con frecuencia se le desaparecen las cosas, presentan cambios de actitud y conducta, además bajan el rendimiento académico.
Hay que estar muy atento a estos cambios en las conductas para poder definir la situación. Siempre se debe estimular a que los alumnos relaten los sucesos de violencia a los que se estpa expuesto. En caso de detectar algún caso, se debe investigar hasta saber que es lo que realmente ocurre, y hablar con las partes implicadas, trabajar el tema en clase mediante sesiones establecidas como por ejemplo a la hora de las tutorías. Este tema lo deben saber los padres correspondientes para mitigar esa problemática.
Fuente: MUNDO CELESTE
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir