México y la falta de educación universitaria.

En México realizar estudios superiores es una tarea compleja, pues cada seis mese, miles de jóvenes desean adquirir un cupo en las universidades del Estado y muchos de ellos obtienen como respuesta que los cupos en los salones ya están llenos y no hay espacio para admitirlos a todos.
Por ejemplo, en la última convocatoria de la Universidad pública más grande de México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), solo se pudo admitir el 10% de los aspirantes, lo que indica que alrededor de 60.000 jóvenes tendrán que buscar otra opción.

México y la falta de educación universitaria.

México y la falta de educación universitaria.


Esa misma problemática se presenta en todos los centros públicos, por ende muchas personas se cuestionan que hacer con aquellos chicos sin acceso a la educación y además sin un empleo formal.
Javier Ortiz Cárdenas, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), le explicó a BBC Mundo que este fenómeno está latente hace más de diez años, sin embargo, en la actualidad cogió más fuerza.
«Es un problema social importante para el país. Un buen contingente de ellos será parte de los llamados ninis», dice haciendo referencia a los jóvenes que “ni” estudian “ni” trabajan.
Para José Narro, rector se UNAM, la cifra puede llegar a los siete millones. Aunque la secretaria de educación no ha establecido un dato específico reconoce que son “millones”.
¿Cuál es la razón por la que las universidades públicas no pueden admitirlos a todos?
Según Ortiz Cárdenas,  entran en juego varios aspectos. A pesar de que el estado de México invierte alrededor del 5.7% de su PIB a la educación, la demanda crece cada año.
Además que se han explorado muy poco estrategias como por ejemplo, estudios a distancia por internet o con asesorías personales.
Aunque estas no son las únicas razones. En México durante las últimas décadas se ha presentado un aumento en la cobertura de educación básica, lo que representa un creciente número de estudiantes bachilleres.
En el caso de las universidades la situación varía. Cada vez aumenta el número de jóvenes que desea estudiar en la universidad, pero las matriculas se mantienen casi igual, así le expresó a BBC Mundo Atxelvis Hernández, vocera del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES), un equipo formado desde el 2006 por chicos que no han conseguido cupos universitarios.
«Es gravísimo, hace más de 30 años que no se construyen universidades públicas y por eso dejó de crecer la matrícula», señala.
«Nos imponen un modelo de enseñanza técnica para formar mano de obra barata para las grandes empresas. Y al mismo tiempo fortalecen la educación privada», se queja.
En los informes que realiza el gobierno mexicano se establece que se han creado centros de educación.
Aunque los expertos consideran que esos esfuerzos son aún insuficientes pues cada vez son más los jóvenes de clase media quienes no pueden ingresar a las universidades.
Además que esto es una cadena ya que la falta de estudio genera a su vez que estén en desventaja con relación al mercado laboral, así lo proclama el investigador Alfredo Nateras, de la UAM. Muchas de estas personas se tienen que involucrar en la economía informal, sin recibir prestaciones y otro porcentaje de ellos ingresa al círculo de delincuencia común.
Los expertos como por ejemplo la organización Mexicanos, saben que solucionar esta dificultad no es una labor fácil ya que la problemática inicia desde el nivel básico.
Según expresa la organización, los estudiantes solo aprovechan aproximadamente 2.8 horas de aprendizaje significativo durante la jornada escolar, la cual está compuesta por cinco o seis horas diarias  para los estudiantes de primaria y secundaria.
Mexicanos a su vez responsabiliza de la problemática al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que no ha estado de acuerdo con las evaluaciones de maestros planteadas por el gobierno federal.
No obstante, el SNTE señala que el sindicato no soluciona esa problemática, pues así se acepte la prórroga del gobierno, las clases tendrían que impartirla los mismos maestros porque no hay más.
Además de las diferencias internas un aspecto que preocupa es que esto está siendo reflejado fuera del país. En las evaluaciones que realiza periódicamente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México está en los últimos puestos entre los países miembros.
Fuente: BBC Mundo
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir