Para proteger el páncreas es necesario consumir verduras.

Un estudio reciente señala que dentro de la dieta deben estar las verduras para evita una pancreatitis aguda.
El páncreas está ubicado detrás del estomago y es el encargado de producir enzimas digestivas que descomponen los alimentos. La pancreatitis aguda es una enfermedad desastrosa pues produce que esas enzimas autodañen el mismo páncreas.

Para proteger el páncreas es necesario consumir verduras.

Para proteger el páncreas es necesario consumir verduras.


Expertos del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, evaluaron a 80.000 adultos de procedencia sueca después de llevar 11 años respondiendo preguntas de sus propias dietas desde 1997.
La idea de la investigación era escudriñar la conexión entre los niveles de antioxidantes, que se ven afectados por la dieta, y un mayor riesgo de pancreatitis aguda.
Durante ese periodo, 320 pacientes presentaron casos de  pancreatitis aguda que no estaban relacionados con cálculos biliares, otro factor común de esa enfermedad.
Por lo general los encuestados comían dos porciones de fruta al día y 2.5 de porciones de verduras.
Los expertos descubrieron que el riesgo de padecer de pancreatitis aguda no estaba relacionado con el consumo de fruta. No obstante, las verduras si parecieron ser un elemento importante, según estableció Viktor Oskarsson y colegas de la investigación.
Después de analizar cientos de variables los expertos evidenciaron que aquellas personas que consumían más de cuatro porciones de verduras al día tenían 44 por ciento menos probabilidades de desarrollar pancreatitis aguda que los que comían menos de una porción de verduras al día.
Paradójicamente las personas con sobrepeso y los que consumían bebidas alcohólicas al día obtuvieron más beneficios que aquellas que consumían varias veces verduras al día, indicó la investigación.
No obstante, en su mayoría la pancreatitis aguda es provocada por cálculos biliares. Aunque las verduras generaron un efecto protector en el páncreas, lo que no quiere decir que los que no la consumieron tengan problemas en esa área.
Los expertos señalan que las verduras ayudan a prevenir en la medida que los antioxidantes que tienen estas actúan, mientras que la fructosa que tienen las frutas destruye estos beneficios de protección.
Aunque la investigación señala una asociación entre el consumo de verduras y una disminución en el riesgo de pancreatitis aguda, no se confirmó una relación seria.
Fuente: NIM
Elaborado por: Natalia Bernal


Compartir