Gregor, telescopio que permite mirar de cerca el sol.

Un grupo de científicos alemanes revelaron el telescopio solar más grande de Europa, con este se podrán tomar las fotos más claras que se puedan tener del astro
El telescopio fue denominado Gregor un artefacto que permite mirar directamente el sol.
Gregor está construido con un robusto vidrio-ceramica de aluminosilicato de litio, emplea superficies reflejantes hechas de carburo de silicio, un material que resiste el calor del Sol.

Gregor es el telescopio alemán que buscará ofrecernos informaciones sobre el Sol. Foto: CNN México.

Gregor es el telescopio alemán que buscará ofrecernos informaciones sobre el Sol. Foto: CNN México.


El telescopio actualmente está ubicado encima de un volcán en las islas Canarias, tiene una estructura para que la brisa pase por sus espejos y refresque la temperatura del novedoso artefacto.
Y con la ayuda de numerosos reflectores, espectrómetros, etc., Gregor  les permite a los astrónomos compensar cualquier distorsión atmosférica, capturando imágenes nítidas, de hecho con fenómenos de pequeña escala, como manchas solares de 70 kilómetros de diámetro.
“Una gran parte del Sol sigue siendo un misterio”, explicó Reiner Hammer, un científico del Instituto Kiepenheuer de Física Solar de Alemania, impulsor del proyecto. “Así que cuando puedes verlo con una definición sin precedentes, no puedes hacer más que confiar en el progreso”.
Este novedoso artefacto está constituido por un “polarímetro de espectro”, que los expertos utilizan para rastear la atmosfera del sol y el cambio magnetico analizando absorciones y emisiones dentro del espectro solar, con base en las palabras del científico Rolf Schlichenmaier.
Las absorciones dentro del espectro estás diseñadas por delgadas líneas negras las cuales representan la luz que está siendo bloqueada o absorbida, por varios elementos que hay en la atmosfera. Se denominan líneas de absorción y son utilizdas para determinar la composición de cualquier sustancia que la luz puede atravesar.
Señaló  Schlichenmaier, “La forma de esta línea te informa sobre la temperatura, la presión; toda la información que tenemos de la atmósfera solar, la obtenemos de esas líneas”.
Y añadió  “En cuanto al ancho de la línea, podemos decir cuán caliente está allí Y del cambio de velocidad, presión y densidad; todas estas son cantidades físicas que podemos derivar de la forma y la posición de esas líneas”.
Esto se vuelve más novedoso e impresionante cuando sabes que hay entre 2.000 y 3.000 lineas el espectro visible.
“Estas líneas forman una temperatura y altura diferente dentro de la atmósfera”, explicó Schlichemaier. “Así que al estudiar muchas de estas líneas podemos recuperar la estructura 3D de la atmósfera del sol”.
La estrategia más importante es recolectar los datos y analizarlos antes de que la sección del sol que estás observando cambie de nuevo. Por ende se necesitan telescopios grandes y resistentes para poder tomar la luz sustancial, minimizando tiempos de exposición.
No es cualquier fotografía la que captan estos aparatos, son fotos a mas de 150 millones de distancia donde se analiza hasta el más mínimo dato antes de que cambie de forma o temperatura. Por eso cada segundo es importante.
Elaborado por: Natalia Bernal
Fuente: CNN Mexico


Compartir