Se estudia la posibilidad de Anticonceptivo Masculino.

Un estudio publicado en la revista PLoS Genetics, señala que una investigación realizada por científicos de la universidad escocesa de Edimburgo ha comprobado que el gen llamado Katnal 1, es fundamental a la hora de propiciar que  los espermatozoides maduren en los testículos.
Para los expertos, la clave estaría en controlar ese gen, ya que así se podría elaborar un anticonceptivo para hombres que a diferencia de otros no es hormonal ni se basa en la supresión de la testosterona.

Gen ligado al esperma abre posibilidad a nuevo anticonceptivo masculino

Gen ligado al esperma abre posibilidad a nuevo anticonceptivo masculino


De ser posible la elaboración de este anticonceptivo no produciría efectos secundarios tales como irritabilidad, acné o cambios de humor.
Los expertos explican que si se logra regular el efecto del Katnal 1 en los testículos, se previene que el esperma madure 100%, lo que provoca que elimine su efecto reproductivo y sirva de método anticonceptivo.
En un experimento con ratones, los científicos de Edimburgo cocluyeron que los roedores machos a los que se le eliminó el gen Katnal 1 quedaban estériles, ya que dicho gen era necesario para que el esperma madurara completamente.
Además de estudiar la creación de un anticonceptivo masculino, con este descubrimiento también se pretende contribuir a la realización de tratamientos de esterilidad cuando se basa en difusión de gen.
“Si encontramos una manera de controlar este gen en los testículos, podríamos desarrollar potencialmente un anticonceptivo no hormonal”, explica Lee Smith, experto en genética endocrina del Centro de salud reproductiva de la universidad de Edimburgo.
Adicionalmente señala que la ventaja de este método es que sus efectos serian reversibles, dado que el gen  “solo afecta a las células en sus estadios de desarrollo tardíos”, por lo que no se vería atrofiada la capacidad del hombre a la hora de producir esperma.
En la actualidad se estudian otro tipo de anticonceptivos masculinos no hormonales, sin embargo, el descubrimiento de este gen es un avance único y bastante significativo en la comprencion de la biología de los testículos.
Elaborado por: Natalia Bernal
Fuente: NoticiasSIN


Compartir