.Noticias

16

Apr

0

Educación en República Dominicana desde la perspectiva de Emilio Armando Olivo

Posteado роr NBernal on April 16, 2013 at 3:16 pm
educacion_rd_segun_emilio_olivo

Actualmente la mayoría de personas celebran que se está cumpliendo con la ley y la palabra establecida de ejecutar el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) de la Ley para Educación.

Como se ha expresado, la educación de calidad es cara, aunque la mala resulta ser aún más costosa. No obstante, hay algunas estrategias que permitirían que la buena educación sea expandida a todos por igual, si hay capacidad o formación básica.

Hace algunos días el escritor Emilio Armando Olivo, escribió acerca de la experiencia de la llamada China comunista, donde se está financiando la educación a sus mejores estudiantes, en ese sentido él considera que es prudente imitar o copiar ese tipo de ideas en República Dominicana, fundamentalmente en el sistema educativo.

“¿Quién se opondría a que se le financie la oportunidad de estudiar y hacerse un buen técnico o profesional a un joven, sin importar su origen social?”

Todos los padres sueñan que sus hijos, una vez se formen en buenas carreras u oficios, sirvan a la sociedad, sin la necesidad que sus madres tengan que lavar y planchar para conseguir ese objetivo, como anteriormente se hacía, para que hoy grandes profesionales engrandezcan la sociedad o de padres campesinos que labraron la tierra de sol a solo de tenderos, para que sus hijos actualmente sean excelentes profesionales.

Educación en República Dominicana desde la perspectiva de Emilio Armando Olivo

Educación en República Dominicana desde la perspectiva de Emilio Armando Olivo

Actualmente nos encontramos con modelos que se pueden adaptar para beneficiar la juventud que quiere educarse, aunque bien formado. Uno de estos modelos que hemos tenido en algunos casos a media lo constituye el “crédito educativo”, el cual se emplea en la mayoría de las veces para formación superior, pues nuestra constitución, y estoy de acuerdo si fuésemos un país rico, brinda educación hasta el bachillerato gratis. La pregunta que sale inmediatamente es : ¿Cuál educación, la buena, la regular o la que tenemos?

El señor Emilio Armando Olivo  propone humildemente, de forma, la siguiente propuesta:

Diseñar a partir de fondos del Estado un proyecto masivo de financiamiento a la educación, consolidando aún más el crédito educativo, con las reglamentaciones de ley, evitando abusos y derroches, para que solo se favorezca quien en realidad lo merece sin tener en cuenta su origen social o económico,

¿Cuáles son las posibles fuentes? Son muchas. Entre las fuentes se pueden mencionar por ejemplo, la Ley de Presupuesto como el 4% actual, de otros ingresos ordinarios vía los diferentes ministerios, de los fondos dirigidos a los barrilitos, de los recortes de las entregas de canastas, cajas navideñas y juguetes, entre otras.

Una pregunta muy socorrida es que si pagaría bien el crédito internacional a largo plazo, como el uso de los fondos del programa de petróleo desde Venezuela. La mejor inversión que podamos hacer como sociedad es invertir en educación de calidad. Eso abriría paso a un desarrollo firme y estable.

Uno de los beneficios lógicos de brindarle fondos a las academias que participen ofertando una buena educación técnica, vocacional o profesional, es que esto les genere una adecuada sostenibilidad y brindar una educación digna para los estudiantes.

La educación de calidad es cara, más si esta es la técnica, pues con la debida reglamentación que tendría este programa, solo se debe contemplar las carreras para el desarrollo social o económico, en especial las técnicas.

Emilio Armando Olivo , también considera que se debe educar para el empleo reprodu

ctivo que genere  a nuestros jóvenes estudiantes o a aquellos que han dejado la escuela, por diferentes causas, que puedan insertarse nuevamente en el camino hacia el desarrollo a través de una buena educación.

Una de los beneficios de la propuesta de crédito educativo, es que él mismo puede ser resolvente y a perpetuidad si se sabe administrar.

Entonces ¿qué hay que hacer?. Tengamos en cuenta, que la educación buena cuesta, aunque esta estrategia alivianaría mucho la carga a quienes realmente quieren surgir, pues un joven humilde podría aplicar por alojamiento, las tres comidas, la matrícula, los libros y demás gastos si se dedica 100% a su estudio pudiendo así hacerse mejor técnico o profesional.

Fuente: LISTIN DIARIO

Elaborado por: Natalia Bernal.

Comentarios.

Deseas realizar un Comentario?

*
// ANUNCIANTES
  • Anunciante 1

  • Anunciante 2

  • Anunciante 3

  • Anunciante 4