.Blog

24

Jul

0

Científicos descubrieron que niños una comunidad indígena de Argentina, tienen mayores riesgos cardiovasculares que niños de zonas urbanas.

Posteado роr NBernal on July 24, 2012 at 10:36 pm
indigenas_problemas_cardiovascular

Un grupo de expertos médicos determinaron que los niños pertenecientes a una comunidad indígena de colla ubicada al norte del país tienen más riesgo cardiovascular que los chicos que viven en zonas urbanas de Buenos Aires, a pesar de que su alimentación es más sana y realizan más actividad física, así le revelan a Efe los autores de la investigación.

Científicos descubrieron que niños una comunidad indígena de Argentina, tienen mayores riesgos cardiovasculares que niños de zonas urbanas.

Científicos descubrieron que niños una comunidad indígena de Argentina, tienen mayores riesgos cardiovasculares que niños de zonas urbanas.

La médica Valeria Hirschler, principal autora del trabajo realizado por el Grupo de Estudio San Antonio de los Cobres, explicó que esta situación puede estar asociada a algún “polimorfismo genético”, en otras palabras, a características genéticas propias de la etnia.

El estudio se realizó con niños de 9 y 10 años de San Antonio de los Cobres, una localidad de la provincia norteña, la cual está a 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar y cuenta con una población que pertenece en el 98% a la comunidad colla, está zona está ubicada a 1.650 kilómetros de Buenos Aires.

Este pequeño municipio está rodeado de gigantes montañas con temperaturas en invierno que superan los diez grados bajo cero, con casas bajas y  amplias, y con grandes diferencias entre las grandes ciudades de Buenos Aires, donde los chicos miran largas horas televisión, realizan poca actividad física y consumen bastantes alimentos procesados y cargados de grasa.

Estas y otras diferencias se evidenciaron en la investigación que se dedicó a comparar diferentes factores, como el peso, la talla, los niveles de glicemia, entre otros. La comparación se realizo entre 360 niños de San Antonio de los Cobres y alrededor de 600 chicos de la capital argentina.

“Pese a que tienen menor índice de masa corporal, los chicos de San Antonio de los Cobres mostraron tener triglicéridos (grasas dañinas) más altos, lo que significa que tienen mucho más riesgo cardiovascular”, señaló Hirschler, de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la más antigua de Argentina.

La médica pediatra dijo que se habían encontrado menos indicadores del denominado colesterol bueno, además de los lípidos alterados en la sangre de los chicos collas, lo que puede estar relacionado a posibles dificultades cardiovasculares.

“El 30 por ciento de los chicos de San Antonio de Cobres tenían menos de 35 de colesterol HDL (bueno), mientras que en Buenos Aires, la cantidad de niños con este indicador era menor al 5 por ciento”, detalló Hirschler.

Adicionalmente, niños salteños alcanzaron los 116 mg/dl de triglicéridos, a diferencia de los bonaerenses que participaron del trabajo quienes mostraron 68 mg/dl, aproximadamente.

“Se trata de un estudio importante para nosotros, que estamos a 160 kilómetros de la capital de Salta, en una zona de puna (territorios de gran altura), difícil” le explicó a Efe Graciela Colque,  la gerente del Hospital Zonal de San Antonio de los Cobres, y colaboradora de la investigación.

Esta investigación fue recientemente publicada en The Journal of Pediatrics, donde participaron el bioquímico Gustavo Maccallini y los doctores Claudio Aranda y Claudia Molinari, además de los especialistas salteños Dolores González Biancardi y Marcelo Figueroa.

Estos expertos encontraron un 10 por ciento de niños collas con desnutrición, no obstante, desestimaron que esa podría ser otra diferencia con relación a los niños de la urbe, de los cuales solo el 1% mostró un peso menos al adecuado.

Los bonaerenses evidenciaron cuatro veces más sobrepeso que los niños salteños.

“No lo vinculamos este dato porque quitamos al grupo de chicos desnutridos y los estudios dieron los mismos resultados”, afirmó la especialista de la UBA.

Los expertos también detectaron en los pequeños Salteños, bajas cantidades de vitamina D, las cuales influyen en la salud ósea, sin embargo, en la segunda etapa de este estudio se les suministrará vitamina D para mejorar los indicadores sanitarios, así lo anticipó Hirscheler.

“Al ser una zona muy fría, nos abrigamos bastante en todo el cuerpo. Eso impide el contacto con los rayos solares, favorables para la producción de vitamina D”, analizó Colque, quien destacó la capacidad de adaptación de los niños collas a las condiciones del lugar.

Lo que más le llamo la atención a Hirschler, “es que los chicos de San Antonio de los Cobres comían mejor y tenían una vida más sana, con más actividad física. Los nenes de Buenos Aires, en cambio, miran dos horas de televisión por día y varios de ellos no toman desayuno”.

Fuente: Noticias Yahoo

Elaborado por: Natalia Bernal

Categoria:
Tags:

Comentarios.

Deseas realizar un Comentario?

*